169. TRISTEZA: SIN AMIGOS. SÓLO QUIERO QUE ME QUIERAN.

Había sido una semana intensa, mi tercera semana en un nuevo destino laboral, aquel destino tan evitado como poco deseado, el mismo que abría ante mis ojos y oídos ciertas realidades tan crudas como dolorosas de la sociedad, muchas de las cuales removían mi pasado…

Además terminaba ese viernes por al tarde con una formación importante para mí : «Abordaje de la Psicopatología Infanto-Juvenil. Trauma y Trastornos más comunes». Teoría, práctica y casos clínicos… Respuestas para mí, mi recorrido y mi insaciable deseo de conocimiento.

El conocimiento del sufrimiento humano y el aprendizaje de aspectos importantes para el acompañamiento en el mismo, se unían a las imágenes que ancladas quedaban en mí después de esa semana, después de atender a personas que llegaban alteradas, enfadadas y muy molestas a mi mesa, que terminaban llorando y se iban agradecidas, con esperanza e ilusión.

Seres humanos, personas desesperadas que buscan solución a sus vidas, respuestas para poder seguir y sobre todo, sentirse escuchadas, acompañadas y respetadas… todas las personas quieren ser aceptadas, queridas, simplemente por su condición humana.

«Este es mi lugar», le decía a una compañera, el lugar donde la mañana anterior llegaba llorando rota en mil pedazos, porque me duele el sufrimiento de las demás personas y por mi propia limitación en mi puesto de trabajo.

También me llegaban estás palabras, de una persona que aprecio muchísimo, a través de un correo esa mañana de viernes: «En Violencia…?… Conociéndote estarás haciendo una gran labor social». La verdad no tanto como me gustaría, pensaba en voz alta…

Pero además, cuando escuchas un testimonio desgarrador de rechazo social, de etiquetas y palabras que dejan huella, tales como : » Sólo quiero tener amig@s con quien jugar, no tengo amig@s, me dicen esto y aquello… » Cuando tienes que hacer un abordaje y acompañamiento de una situación así…. porque yo tampoco tuve amistades pensaba, más que mis fieles e irreemplazables libros.

Y llegaba el siguiente caso clínico, aquel cuya conflictividad en la relación de pareja arrastraba a su propia hija a una experiencia vital que casi le supone quitarse la vida con 9 años… después de escuchar todo aquello, a pesar de mis niveles de exigencia y propia autodecepsión personal en tantos momentos, a raíz de ciertas decisiones, me asaltaba una frase en mi cerebro : «NO lo has echo tan mal Tere…»

Mi vida, mi recorrido, mi experiencia vital, mis testimonios.. TANTO QUE AGRADECER, A LA VIDA, A MI HIJA, MI MADRE, MIS HERMANAS, MI FAMILIA, COMPAÑER@S, FORMADORES, AMIG@S, ETC…

GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Finalizo con esta canción y este mensaje: «Quiere tanto como sea posible, pues somos más que comportamientos y a veces los peores piden a gritos ser queridos, pues no conocen otra manera de expresar su desesperación y dolor ante tanto rechazo, falta de amor y juicios… QUIERE TANTO COMO SEA POSIBLE, PUES CADA SEMILLA DE AMOR QUE SIEMBRES, SERÁ LA ESPERANZA PARA ALGUNAS PERSONAS QUE SIENTEN NO HAN SIDO QUERIDAS NI ACEPTADAS NUNCA… «

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s