161. IMPARABLE METAMORFOSIS. TESTIMONIO DE UN ACOMPAÑAMIENTO.

Me gustaría compartir en éste blog mi experiencia personal con motivo de empezar a trabajar a través del coaching y la inteligencia emocional el equilibrio entre mi mente y mis emociones.

Mi nombre es Ana y a día de hoy para el poco tiempo que estoy trabajando y reeducando mi mente para fluir en mis emociones, he de deciros que siento que ya no soy la misma persona en tan poco tiempo.

Por obra del destino en mi camino se cruzó un ángel de nombre Teresa Santana, una de esas personas con las que nada más mirarla y sin apenas conocerla, ya sólo con pequeñas conversaciones en el día a día como compañera de trabajo, iba encontrando en ella pequeñas herramientas para reencontrarme conmigo misma, con mi yo, para aceptarme, quererme y ser merecedora de todo lo que me ofrece la vida.

El punto de inflexión que me hizo decir hasta aquí, soy merecedora de sacar todo lo que llevo dentro, de empezar a conectar con mis emociones y salir del caparazón de tortuguita en el que estaba metida fue un día en el que al comenzar la mañana dentro de mi rutina de trabajo comencé a sentir un ligero dolor en mi rodilla izquierda. A medida que avanzaba la mañana ya no podía poner apenas la pierna en el suelo y me preguntaba a mi misma: ¿pero sí no me ha dado ningún golpe, como es que apenas puedo caminar?, pues bien, de vuelta de urgencias, regrese a mi puesto de trabajo, porque era una persona que me autocastigaba de cierta manera hasta el punto de aguantar dolor hasta que acabase la jornada de trabajo recibiendo por parte de los compañeros y en especial de Tere una inmensa atención llena de cariño y generosidad que yo en ese momento no creía ser merecedora de tanta atención.

Tere en su afán de que yo fuese consciente de que dentro de mí algo iba mal, y no precisamente mi rodilla, porque ella, como profesional que es, ya me había hecho una radiografía emocional, se sacó una foto detrás de mí sujetando un cartel que decía: “Ana Te Quiero”.

Una vez llegue a casa y miré la foto, fui consciente de la tristeza que irradiaban mis ojos, ese fue mi punto de partida, ahí dije: no sé que me pasa porque no tengo motivo aparente para estar triste, pero sí que dentro de mí había una insatisfacción personal y que no sabía el por qué.

Al día siguiente, al ver a Tere le dije: quiero que me ayudes, me pongo en tus manos, confío al 100% en tí porque me he parado y me doy cuenta de que estoy encerrada en un sufrimiento que he estado enmascarando, incapaz de mostrarme a los demás tal y como soy, y hay algo que me lo está impidiendo, ese fue mi comienzo para mi recuperación personal.

Hasta el momento he ido realizando ejercicios de coaching que me han ayudado a empezar mi autoconocimiento personal así como a través de la inteligencia emocional a conectar con mis emociones a través de canciones, películas, imágenes con mensajes que han hecho empezar a aflorar en mí una identificación con de mis emociones y a ir poco a poco encontrando una conexión mente-emoción.

A medida que he ido haciendo mis ejercicios diarios, siempre con el acompañamiento de Tere, me he ido dotando de herramientas que han ido recolocando con motivo de encontrar una conexión entre mi razón y mi emoción las piezas de un puzzle, que si bien, falta mucho camino por recorrer, me ha abierto un mundo para mí desconocido, que es mi autoconocimiento.

Solo puedo decir, que a medida que emocionalmente iba mejorando, el dolor de rodilla que empezó sin motivo alguno, comenzó a mejorar hasta le punto de que igual que vino se fue diluyendo a medida que iba despojándome de las capas de cebolla de la que he estado cubierta, siendo totalmente consciente como a medida de que mi razón comienza a ponerse en conexión directa con mis emociones y nos vamos dotando de pequeñas herramientas para reconducir todos aquellos miedos que nos desestabilizan a nivel emocional mi rodilla y mi salud en general se ha fortalecido, reconociendo en este momento la importancia de una buena salud emocional para mantener nuestra salud física.

Espero que mis pequeños pasos os ayuden en algo, dando mi infinito agradecimiento a ese ángel que la vida puso en mi camino.

Gracias Tere, nunca me cansaré de darte las gracias.

Ana Farray.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s