155. MIS AGRADECIMIENTOS Y DESPEDIDA A MI “EQUIPO A”: DAVID, GONZALO Y TONI.

Han transcurrido dos años desde que comenzaba mi formación del ciclo superior de administración y finanzas, acabamos de empezar el tercer curso y último para finalizar el mismo.

Aún recuerdo con claridad aquel día en que el profesor decía de hacer el trabajo individual o en grupo, normalmente yo me sentaba al final de la clase, en una esquina apartada.

En aquel momento mis compañeros David, Gonzalo y Toni me ofrecieron formar parte de su grupo, desde entonces hemos estado trabajando juntos en diferentes asignaturas y trabajos, con muy buenos resultados.

Para este curso toca hacer el proyecto final del mismo y es mi gran oportunidad de hacerlo de mi gran sueño, seguir con ellos supondría posponer hacer el trabajo sobre lo que quiero hacer realidad para trabajar con ellos en uno que nada tiene que ver con lo que quiero.

Me ha dolido y revuelto mucho decirles que abandonaba el grupo para continuar en solitario, aún así a lo largo de los años de mi vida, con dureza había aprendido que para obtener logros es importante soltar y elegir respetando nuestras necesidades.

Mi intensidad emocional un arma de doble filo, por un lado mi aprecio y cariño por mis compañeros y por otro mi sueño hacerlo realidad.

Emocionalidad en ambos extremos y una necesidad de elegir y respetar mi compromiso, fijado y marcado hace unos años, al iniciar mi trabajo de life coaching con Victor Ramos.

No les he abandonado, me voy para dejarles libres de trabajar el proyecto que les entusiasma y agrada, dandome la oportunidad de realizar el mío.

Aquella tarde después de clase en la cafetería tuve que marcharme, estaba tan revuelta con todo eso en mi cabeza que me fui sin saber muy bien si volver a casa o echarme a andar.

Finalmente empecé andar sin saber muy bien a donde ir, caminando y caminando mientras llovía, llorando yo también.

La vida también me ha enseñado, que irse es al contrario de lo que se interpreta, la mayor demostración de amor a los demás y a uno/a misma.

Para mí ha sido una enorme suerte caminar junto a ustedes estos años, me han apoyado, alentado y mantenido en momentos realmente duros y agotadores de mi vida.

Reconozco que siempre he sido algo solitaria e independiente, por no llamarme rebelde y testaruda, soy además soñadora y apasionada, ahora más que nunca necesito aferrarme a esa pasión.

Les deseo mucha suerte en su proyecto, yo además este año arrastro contabilidad de segundo como asignatura anual, siendo para mí otra gran lección de vida que nunca voy a olvidar.

Seguiré por aquí para compartir lo más valioso que les puedo ofrecer, mi enorme agradecimiento y mi más sincera amistad.

Un abrazo de corazón. Gracias siempre por todo y tanto.

PD.: Gracias por ser sin saberlo, tanto, cuando ya casi no podía más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s