141. MAESTRAS Y APRENDICES DEL CAMINO.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mamá, ¿quién es ese que dice en la Televisión todas las cosas que pueden hacerse con el Coronavirus, cómo se llama que no me acuerdo?

¿El Presidente?

Sí, esa mami.  ¿Nos dirá cuando ya se haya muerto el coronavirus?

Sara, los virus no mueren como los seres vivos.

¿Que son seres vivos?

Pues son los que sí mueren como ya tu has aprendido: las plantas, los animales, las personas. Los virus se combaten con vacunas, lo mismo ocurre con la gripe y otros tantos. Es necesario que haya una vacuna o medicina para curarse.

Ah, ya entiendo. Y ¿qué es el estado de alarma?…

Explicarle a una niña tan pequeña que es la democracia, el estado de alarma, la muerte, los duelos, el Alzheimer, el cáncer…. no me ha resultado nada fácil.

De esa manera juntas vamos compartiendo el recorrido de este aprendizaje, en donde muchas veces parece que son los padres quienes enseñan a sus hijos, resulta que son los hijos quienes dan la oportunidad a sus padres de aprender, crecer y realizar un aprendizaje juntos.

Es necesario educarse primero como padre para ser capaz después de educar a un hijo/a.

Intentar no hacer por ellos lo que pueden hacer por sí mismos, darles el reconocimiento y valía necesaria para crecer con sus propios logros, acompañarlos en sus propios desencuentros, frustraciones y sinsabores.

En ese recorrido de aprendizaje mutuo es de gran importancia rodearse de personas que sumen y enriquezcan ese camino.

Afortunadamente la vida me ha ido presentando grandes personas del ámbito de la educación, personas sensibles, entregadas, que creen en la posibilidad de educar para hacer del mundo un lugar mejor, donde los niños sean niños y además felices.

Ser madre es la profesión más hermosa del mundo, a la vez es la más difícil.

Es imposible saber si lo estás haciendo bien o mal, cual es el termino adecuado para equilibrar la dosis de cada componente que será el resultado de la pócima mágica que hará de ese niño/a un adulto/a preparado/a para el día de mañana.

Desde que estaba en mi barriga ya hablaba con ella, fue mi gran acompañante en un embarazo de reposo mientras el que, además, estuve estudiando algunas leyes, tales como Seguridad Social, Estatuto Marco, Constitución, etc.

Con pocos meses recuerdo la primera vez que cogió mi Ley de Enjuiciamiento Civil, un libro pequeño y grueso con muchas páginas, que cogió pasando cada hoja con tanto esmero y cuidado como si supiera leer.

La mirada de sus ojos ante cada palabra que le decía textualmente decía mucho de ella, ya siendo bebé.

Ahora nos vamos a bañar, voy a preparar el baño y mientras te iré contando, etc.

Todos esos pasos en el inicio le ayudaron a adquirir de manera precisa y a muy corta edad gran vocabulario, pues se desenvuelve de forma natural al hablar y expresarse.

Me interese por aprender los diferentes métodos de aprendizaje de la lectura, así como formas de leer los cuentos, de forma que cuento a cuento fuimos también aprendiendo, además de las propias historias, la reflexión de estas, invitación a cambiar de versiones o aportar formas de enfoque, etc.

Reforzar su autoestima desde la capacidad de elegir en aquellas cosas que además la comprometen con el proceso, tales como elegir los cuentos para leer, ponerlos en el orden que quiero leerlos, etc., también ha sido de gran ayuda.

Mi hija ha ido creciendo, viendo el gran amor que siento por los libros, la formación y la constante necesidad de seguir aprendiendo, para ser consciente que nunca es tarde para aprender, que siempre se puede seguir aprendiendo y que ese aprendizaje se recibe de muchas maneras, además de con libros y en la escuela, con las propias experiencias.

Junto a ella he aprendido muchas cosas y me ha despertado el interés de aprender otras áreas que nunca pensé me podrían atraer, tales como el yoga y la meditación.

Con mucho esfuerzo y sacrificio, hecho muchas horas para preparar material y reforzar sus conocimientos, así como darle otros muchos nuevos.

Desde el mes de octubre que mi hija empezaba en otro colegio, pude sentir el enorme alivio de dejar caer casi todo el peso, en grandes profesionales que ayudaban a equilibrar las enormes necesidades y exigencias intelectuales y emocionales de mi hija.

Con la pandemia, he tenido que retomar esas y otras muchas, pues la situación ha despertado algunas viejas y ha hecho aparecer otras nuevas.

He de reconocer que ese maravilloso colegio, encontré el apoyo que necesitaba para enfrentarme a la realidad de ser madre con la tranquilidad de un proyecto educativo que no se enfrentaba a mi trabajo con ella en casa.

También me sentí integrada y parte del equipo educativo, fue una experiencia muy especial, que me ayudo en equilibrar algunos aspectos de mi vida, gracias a los que luego pude hacerles frente a otros que iban a llegar.

El sufrimiento, la toma de decisiones, los cambios de la vida y la solución de conflictos, aun cuando sea como no deseamos, han sido algunas de las experiencias que nos han acompañado en el camino.

Tratar a cada planta con los cuidados que requiere, es sin lugar a duda, la forma ideal de ayudarle a crecer con sus cualidades únicas, sin querer transformarle en quien necesita la propia familia, entorno educativo o sociedad.

En esta experiencia como madre he podido quitar las capas que no me dejaban ver a mi hija, sino cubrir las necesidades que me hubiera gustado que cubriesen cuando yo lo fui.

De esa manera no la he ayudado a ella, sino a mí misma, para que todo fuera más fluido y respetuosa para las dos.

Aún me queda mucho por aprender para poder seguir acompañándola desde una buena preparación para ello, sabiendo que ella guía mis pasos y yo me dejo guiar por ellos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s