84. EL DÍA QUE VOLVÍ A SER MADRE Y TUVE POR FIN A MI HIJA ENTRE MIS BRAZOS: “SARA”.

65109987_467028494129156_701108764886958080_o

Querida hija Sara:

Mañana cumples 4 añitos, madre mía mi valiente niña, han transcurrido ya 4 años desde aquel momento.

Es dificil poder explicar con palabras que sentí cuando te escuche llorar y por fin supe que estabas conmigo.

Tuviste que nacer por cesarea, el último mes te colocaste transversal y además mi pelvis era demasiada estrecha para que pudieses pasar por el canal de parto. Mi ginecologo no quería arriesgar tu salud y vida, menos aún tratandose de mi tercer embarazo.

La puntuación de tu test de Apgar, pese a haber nacido por cesarea, ya me decía mucho de tí querida hija mia.

Quería y había decidido que crecieras con lactancia materna, así que desde que subí a la habitación te puse en mi pecho y al día siguiente ya estaba la lechita con la que te cuidaría hasta hace medio año que por ti misma la abandonaste.

Había leido lo suficiente antes de tu llegada para estar preparada sobre lo básico, tan sólo que no contaba con que al par de días de llegar, a casa tendríamos que ingresarte por ictericia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Allí pasaba el día entero contigo, cogiendote la mano, acariciandote, cantandote y hablandote. Por la noche cuidaba de tí tu padre para que yo descansará y por la mañana volvía de nuevo a sacarme la leche y pasar el día contigo. Esos fueron los cuidados que tuve de mi salud los pocos días después de nacer tú. Pero no me apartaría de tí ni un instante y así ha sido durante todo este tiempo.

Aquella fue una de nuestras primeras batallas, a medida que fuiste creciendo me fui dando cuenta que aquella batalla, además de la primera había sido la más fácil, ya que dependía de nosotras, en cuanto a las demás…

Tu primer año transcurrio rapidamente. Tomabas pecho cada hora, no dormías sin el contacto de la piel, no soportabas los ruidos, algunas voces te activaban demasiado, perseguias todo con tu mirada, etc.

Papá no entendía bien porque no podías dormir una noche entera, porque comías cada hora, porque te molestaban los ruidos, porque no dormías sobre un colchon, porque … no eras como los otros niños/as de los que le hablaban otras personas.

Pensaba que yo no lo estaba haciendo bien, que como de costumbre me comportaba como una sabelotodo y quería tener la razón, que además era responsable de que fueses tan sensible, reactiva a las luces, sonidos, etc.

Mientras ibas creciendo yo seguía leyendo libros, buscando información en internet…

Llego el momento de incorporarme a trabajar y poner fin a mi excedencia. Empezarías en una escuelita infantil con 15 meses, el periodo de adaptación fue largo, duro y casi interminable.

Después vinieron otras situaciones.

En la escuelita no jugabas con otros niños/as, vivías pegada a la educadora, no conseguías dormirte en la hamaca, etc. Hoy sé que estuviste el año entero llorando en cada momento, mientras comías, jugabas, etc.

Perdoname hija mía, no lo supe hasta que te cambie de lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después también vinieron las reuniones con la educadora y claro, ahí fueron tu padre y ella contra mi opinión y todo cuanto había leido, al fin y al cabo yo era primeriza y la responsable de que no hubieses empezado allí  como la mayoría de los niños y niñas, a más pronta edad.

Pero eso no era nada para nosotras. Yo seguí creyendo en tí y en mí. Así que seguí buscando respuestas. Hasta que las encontre.

Tu forma de ser responsable, empatica, madura, emocional, etc. formaba parte de muchas de las características del rasgo de la alta sensibilidad que te definían como una esponja de emociones. Tus quejas ante los tejidos, el uso de champu y jabones especiales y un largo etc.

Desafortunamente compartirlo con tu papá no fue aceptado ni creido, tampoco con tu siguiente educadora y en fin… he pasado más tiempo en el suelo que de pie, pero no hemos tirado la toalla mi campeona.

Seguimos dando pasitos y hoy orgullosa puedo decir que me quedo chiquita a tu lado. Eres muy valiente, inteligente, decidida, emocional e intensa, fuerte y un largo etc. que sin duda te hace muy muy especial.

El día que naciste llegaba a mí vida quien sería mi mejor maestra y además quien me devolvería la fuerza y la vida para dar los primeros pasitos hacia mi reencuentro y crecimiento personal.

IMG-20150910-WA0098 (1)

Desde entonces nuestras manitas van unidas, aún cuando nos separamos y es que querida hija, sabemos que unidas podimos llegar a muchas personas más.

Quiero finalizar esta entrada en mi blog dando GRACIAS INFINITAS a mis padres por acompañarme en ese duro y largo camino hasta que conseguí ser madre por tercera vez pero teniendo a mi hija conmigo, a mi hermana, a quien era mi vecina-amiga, a mis compañeras-amigas del trabajo, a todas las personas que aceptaron mi ausencia durante todo el embarazo, sabiendo que esa era la única forma con la que podía enfrentarme al desafio de volverlo a intentar por tercera vez.

Gracias a quienes la vida fue integrando en este camino. Gracias a quienes llegaron y se han quedado. Gracias a la vida por permitirme seguir creciendo para ayudar y enseñar a mi hija a ser lo mejor, sabiendo que entre más aprendamos más cuenta nos daremos de lo poco que sabemos y de todo lo que nos queda por aprender.

Te quiero hija mía, gracias por quedarte conmigo.

GRACIASSSSSSSSSSS a todas y todos, mi familia, amigos/as, etc.

En especial gracias a la Vida por dejarme disfrutar del momento más importante de mi CAMINO junto a las personas más importantes de mi vida y hacer un gran sueño realidad para compartirlo con ellos: MIS PADRES, ustedes me enseñaron que lo que quisiera lo podía hacer realidad y ya ven que nada ni nadie me detiene hasta que se cumple, sin importarme cuantas veces lo tenga que intentar. Por todos los momentos que nos quedan por compartir y disfrutar.

PD: ni tildes, ni faltas de ortografia… todo esto lo he escrito emocionada llorando y no me restan fuerzas para más.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s