77. PARA TODA LA VIDA. NUESTROS HIJOS-AS. QUIEREME CUANDO MENOS LO MEREZCA…

Quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite…

Aquí esta la canción de este grupo que tanto me gusta. Quizás debería convertirse en nuestro himno, para tomar consciencia que detrás de un mal comportamiento hay una necesidad sin cubrir, hay algo que no sabemos decir, muchas veces es el comportamiento aprendido, etc.

Nuestros hijos-as merecen sentir nuestra aceptación, y el mejor ejemplo que podemos darles es conectar con ellos en los momentos más difíciles. Es darles espacio para calmarse, es abrazarles y demostrarles que les queremos en sus peores momentos, para después enseñarles y aprender juntos como evitar que ocurran situaciones similares.

En este otro video hay un mensaje importante de reflexión que nos recuerda que a veces no somos el mejor ejemplo y que estamos repitiendo lo mismo que hicieron con nosotros. ES momento de detenerse y reflexionar, ¿es así como quieres hacerlo?…

Nuestros hijos-as lo que necesitan es tiempo y paciencia, en un mundo de adultos cargados de responsabilidades, prisas, dando ordenes, exigiendo…

Qué mensaje le transmites si le enseñas a obedecer, si no escuchas su opinión, si no le dejas que cuente en su toma de decisiones. A veces el mensaje que hay detrás de lo que hacemos no les aporta la enseñanza que queremos para su futuro. Deseamos adultos decididos, empáticos, cercanos y les hacemos el día a día cargado de ordenes, desconexión, incomprensión en donde les juzgamos y comparamos.

Validar sus emociones, respetarlas sin comparaciones, sin restarles importancia, con aceptación es un primer paso para poder darle el lugar que merece como persona.

Si le respetas tendrás respeto, si ante sus malos comportamientos muestras rechazo, castigas, juzgas, comparas tan solo siembras dolor, haces más grande la herida, el distanciamiento, serás lo que recibas por imitar tu enseñanza.

Los pasos de la educación son los más importantes en la vida de un ser humano, y en ellos muchas veces, hasta los propios maestros no reflexionan, sobre los métodos que utilizan para conseguir lo deseado.

Así que, cuando tu hijo/a te haga sentir que vas a perder la paciencia, recuerda:

  1. Respira.
  2. Eres responsable de tus comportamientos, pensamientos, sentimientos. No dependen de tu hijo-a.
  3. Recuerda que eres su mejor ejemplo y te imitará.

Ese pensamiento, enfoque y trabajo personal te ayudara a tener fuerzas para re-aprender a hacerlo mejor.

Nuestra profesión como padres y/o madres es la que puede cambiar al mundo, al menos puede cambiar tu pequeño mundo, la forma en que te relacionas con la persona más importante de tu vida y PARA TODA LA VIDA.

Si quieres resultados diferentes cambia lo que estas haciendo, y busca formas más adecuadas para conseguir modelar la persona de futuro, que será capaz de enfrentarse al mundo sin necesidad de que tu sigas junto a él o ella.

ADELANTE, PUEDES HACERLO.

 

Son muchas las cosas que podemos hacer y sobre todo las formas. Desde la comunicación positiva, la inteligencia emocional, la educación en disciplina positiva, etc.

Para educar hay que estar preparados, no es suficiente hacerlo igual que lo hicieron conmigo o por el contrario hacerlo totalmente diferente, porque conmigo fueron autoritarios.

Los limites son importantes, aún así ninguno de los dos tipos, ni el modelo permisivo ni el autoritario es un estilo saludable.

Es necesario primero aprender, para poder ayudarles y claro; no tenemos tiempo, no estamos dispuesto a invertir dinero, la vida no nos da, no nos restan horas…

La cuestión es que lo que hagamos bien o mal, supone que sean adultos capaces de enfrentarse a la vida el día de mañana, que sepan hacerlo mejor o peor depende en gran medida de nuestro ejemplo y como lo hagamos.

A veces creemos que eligiendo un buen colegio con eso lo tenemos todo cubierto, después les apuntamos en muchas actividades extraescolares y así están ocupados y… no necesariamente es lo que quieren o necesitan.

Los niños necesitan vida de niños, no vida de adultos con agendas organizadas y repletas, sin tiempo, sin espacio, sin nada. Les trasladamos a ellos nuestras necesidades y buscamos que ellos tengan lo que nosotros no tuvimos, pero ¿realmente es lo que ellos quieren o es lo que nosotros creemos y queremos para ellos?.

La realidad es que es necesario ser responsables de lo más importante de nuestras vidas y como lo estamos haciendo.

Con mucho cariño tengo diseñada la primera parte de una formación dirigida a padres, madres, educadores cuyo principio parte de un proceso de reflexión, cuestionamiento y replanteamiento, para después poder llenar de nuevos métodos y alternativas emprendiendo un proceso enriquecedor para el adulto y para el niño-a, adolescente.

Una formación adaptada a cada caso, cada persona, cada situación económica, etc.
Esta formación igual que otras que estoy diseñando con otros aspectos de la vida de las personas tiene un fin muy importante y es el que puedes ver en el siguiente video.

Mi experiencia y yo somos el fiel reflejo de como es posible conseguir lo mejor siendo lo mejor, y que a medida que crezco me doy cuenta de lo poco que todavía sé.

Como decía Teresa de Calcuta “los mejores maestros son los niños-as”, aprende de ellos-as y crece a su lado tomándole de la mano y no castigándole o premiándole, porque cuando tu ya no estés será otra persona quien le castigue, golpee, chantajee para conseguir, quizás no precisamente lo mejor como lo que tu intentas, pero como aprendió a vivir así, se someterá. Por otro lado si consigue logros y nadie le premia se frustrara y entrara en la espiral del desanimo, des-motivación y abandonara.

A veces tan sólo necesitamos reflexionar, vaciar y volver a llenar.

Tu puedes SER tu mejor obra de arte y ayudarle a ser su mejor versión. Disfruta del Video, es el objetivo de todo lo que hago y de mi emprendimiento en este camino de crecimiento donde todos sumamos para hacer del mundo un lugar mejor.

Soy Teresa Santana, madre de una hija que en breve cumplirá cuatro años. Me he formado como educadora en disciplina positiva para padres, educadora en disciplina positiva para primera infancia, Encouragement Consultant, Experta Universitaria en Inteligencia Emocional, Experta en Altas Capacidades y desarrollo del talento, Life Coaching, entre otras formaciones que actualmente estoy cursando. La mejor educación no se la darán en ningún colegio, se la doy yo con el ejemplo que ve en mí. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s