66. LOS DUELOS SIEMPRE DUELEN. PERMISO PARA SENTIR.

El 10 de mayo se cumplirán doce años de una de las pérdidas más dolorosas y largas que hasta entonces había vivido. Mi primera perdida fue la muerte de mi abuelita y me dolió bastante, aunque viví el proceso de otra manera.

Ambos procesos fueron debidos a una enfermedad, al cáncer. En el caso de mi hermana fue un proceso muy doloroso y largo, un proceso en el que sembramos muchas esperanzas y las semillas dieron un frondoso árbol que luego empezó a secarse lentamente.

Tan lento que supuso su ingreso en un hospital durante dos años, durante los cuales fue perdiendo la absolutamente toda la autonomía como persona incluyendo vista, audición, etc.

Para ninguna persona se le desea una muerte tan agonizante y larga, es sumamente doloroso ver como un ser querido deja de oír, hablar y un largo etc que ahora no voy a detallar.

Siempre deseamos que su partida fuera sin dolor, que fuera rápida para evitar sufrimiento y agonía en ella y su familia. Pero no fue así.

sufrió, paso mucho dolor, ni la bomba morfica ni nada mitigaba aquellos terribles dolores y hubo que vivir el proceso.

Hoy he querido escribir esta entrada en el blog para hacer llegar este mensaje: LOS DUELOS SIEMPRE DUELEN, cualquier pérdida siempre es dolorosa, cualquier cambio en nuestra vida cuesta y hay que vivir los procesos desde el respeto y la aceptación necesario para superar las etapas, tanto en nosotros como en quienes nos acompañan.

En esta sociedad además de no enseñarnos ni permitirnos sentir, la enfermedad, la muerte y las perdidas son temas prohibidos, hablar de ellos es querer victimizarte, es flagelarte y un largo etc. porque se nos exige ser fuertes, hay que ser positivos y un listado tremendo de exigencias impuestas que van reprimiendo nuestras verdaderas emociones. Las mismas que cuando salgan serán un volcán emocional en erupción.

Así que compartir con muchas personas el proceso que estas viviendo no siempre resulta alentador. Las personas no han sido educadas ni están acostumbradas a abordar temas de ese tipo, se tiene miedo al dolor y sufrimiento, no saben que decir o hacer y empezaran con las típicas frases de toda la vida que aún hoy hay que escuchar: Tienes que resignarte, hay que ser fuertes, podía haber sido peor, era lo que le tocaba, era su destino, el tiempo todo lo cura, la vida sigue, la naturaleza es sabia (cuando tienes un aborto), etc.

La lista que podría escribir es muy larga y dolorosa, es la que emplean tanto familiares, amigos como profesionales de muchos colectivos aún.

En mi camino de peregrinación y vida en el cementerio, en librerías buscando respuestas y recursos para salir adelante, aprendí mucho y fui capaz de entender que la sociedad no esta preparada para lo más natural y lo único seguro que tenemos todos en la vida: LA MUERTE.

Muchas personas creen que es menos doloroso cuando alguien muere tras una enfermedad, porque creen que la vida te da la oportunidad de saber que se va a ir y despedirte de esa persona, otros dicen que una muerte repentina es más dolorosa… opiniones y criterios tenemos para todo.

La realidad es que no existe ningún emocionometro capaz de decir qué tipo de muerte es más dolorosa, entre otras cosas porque el dolor de la perdida esta exento de la causa que lo haya llevado a morir. Todas las perdidas duelen e intentar restarles importancia haciendo comentarios de ese tipo es irrespetuoso además de no ayudar en el proceso.

esos-abrazos-imagenes-de-frases

Las personas que viven procesos de enfermedad y duelos necesitan sentirse sobre todo escuchadas y queridas, respetadas, acompañadas. En ningún caso que utilicen expresiones o comentarios que intenten disminuir o restar importancia a su dolor.

Es importante hablar desde el respeto hacia el otro, por más empatia que se tenga, ni siquiera una misma persona vive un proceso similar de la misma manera. Somo únicos y la vivencia de cada proceso se va ver afectada por múltiples circunstancias personales.

Limitate a acompañarle en ese camino, ofrecele tu mano, tu hombro, un abrazo, silencio en general es importante preguntarle de qué manera quiere vivir el proceso, como le apetece que le acompañes en caso que quiera hacerlo acompañado, preguntale con frecuencia qué necesita, como puedes ayudarle, etc.

La persona estará muy variable, tendrá altibajos emocionales muy importantes, si aún por encima es altamente sensible la intensidad de sus emociones será aún un añadido más a un proceso doloroso por si mismo.

Es importante acompañarle, dejando le ser quien decida como quiere vivir ese camino. aconsejándole, si lo permite previa consulta, en aquellos casos que pueda tomar caminos, que en vez de ayudarle a un proceso de duelo saludable obstaculicen el desarrollo normal del mismo.

Por ejemplo yo estaba acostumbrada a ir a diario al hospital, cuando mi hermana murió necesitaba tener un sitio donde ir, no podía acercarme al hospital, no estaba preparada, así que iba muchas veces a la semana al cementerio.

Cuando fue hora de desprenderme de sus cosas, estuve apunto de convertir una habitación en una especie de santuario con sus recuerdos. Esto no era muy sano ni adecuado para mi proceso, así me lo hicieron saber, reflexione sobre ello y lo sustituí de forma que saque fotografía de cada ropa, zapatos, etc y llorando me desprendí de los mismos.

Después de perder a mi hermana también aprendí que las expectativas pueden ser una piedra en el camino, es normal desear que no sufra, que sea una muerte ligera y rápida, etc.

Yo recomiendo ser prudente ante las expectativas. No depende de nosotros como el cuerpo de cada persona lleve la enfermedad y es bueno estar mentalizados para poder acompañarle en el proceso sin hacernos más daño con cargas y expectativas poco realistas.

45373941_1123640671125803_892994357345386496_n

Es importante darse permiso de sentir, es necesario aceptar nuestras lágrimas, tristeza, momentos de mucho enfado y un sin fin de emociones que oscilan sin contemplación cada rato. Gracias a esas emociones el cuerpo será capaz de irse preparando para el recorrido. Es importante darse el permiso para sentirlas, igual de importante es ayudarnos a vivir esas emociones con nuestros pensamientos:

EMOCIONES+ PENSAMIENTOS= SENTIMIENTOS

Si nos sentimos tristes, cansadas, enfadadas, doloridas, impotentes ante el sufrimiento de nuestro familiar por su enfermedad y hacemos uso de pensamientos negativos o de tipo expectativas poco realistas o imprevisibles, seremos causantes de aumentar la intensidad de la emoción y el camino en el proceso será más difícil.

Por ejemplo si nos sugestionamos pensando, deseando y centrando nuestra manera de vivir día a día la experiencia, con un pensamiento que pida pasar la enfermedad pronto, ese mismo pensamiento puede desencadenar en nosotros sentimientos de culpabilidad hacia el enfermo y mayor frustración en enfermo-acompañante si la enfermedad se alarga.

Es necesario vivir el proceso con la frase que la vida me ha enseñado en muchas experiencias: PASO A PASO, STEP BY STEP.

Vivir cada momento pensando en el instante, centradas en cada experiencia por más difícil que resulte. La vida nos esta dando la oportunidad de acompañar a un ser querido en ese camino de enfermedad, sabemos que al final del proceso de enfermedad esa persona puede morir, así que si deseamos el final del proceso o que pase rápido,  es contradictorio puesto que seguramente no deseamos que muera.

Hay que vivir el PODER DEL AHORA, momento presente. Vivir cada instante con intensidad, disfrutar de la compañía de esa persona cada momento por más doloroso que sea, respetando siempre los limites que tengamos.

bty

Cada persona necesita escucharse a si misma, dedicarse algunos instantes al día para liberar su carga emocional, bien sea escribiendo, llorando, escuchando música. Sobre todo es importante olvidarse de los “TIENES QUE”, que son las obligaciones que especialistas profesionales, familiares, amigos a veces nos imponen con su mejor intención.

Daremos muchas gracias y avanzaremos en nuestro camino, sabiendo que lo correcto para nosotros es querer, así que sustituimos el “Tienes que” por “Quiero”.

Cuando para mí la historia casi era ya insoportable, sin apenas poder andar a causa del dolor que tantas emociones retuvieron en mi cuerpo, por exigencias durante el acompañamiento de su enfermedad que me impusieron e impuse yo misma, decidí que era momento de parar.

Lo hice para hacerme la más importante de las preguntas ¿quieres acompañarle hasta el final? ¿QUIERES?.  encontré un libro, mi maravilloso primer manual de trabajo en el proceso de duelos y perdidas, fue el de Jorge Bucay “Camino de lágrimas”, en una tarde lo leí y después de entender todo lo que me estaba ocurriendo y lo que vendría después, me dije a mi misma: “Tere vas a estar a su lado y la acompañaras hasta el final”.

Así fue, su última noche la pase con ella y después de ese duro camino, triste, doloroso que es inevitable para todos, comprendí lo importante que es transitar por el mismo con conocimiento, compromiso y aceptación mutua.

Para mí hubiera sido más doloroso no haber estado con ella, no haber sabido estar, etc.

Es necesario hacer un trabajo personal durante el proceso y después.

Creo que después de perder a mi hermana y perder a dos hijos tengo alguna experiencia en el camino. Espero que te haya podido ayudar lo que he compartido.

Estuve un tiempo viviendo con la tristeza, las lágrimas, la taquicardia, sin ganas de comer, etc. Aprendí de mis emociones y mi cuerpo, aceptaba mi ansiedad y conviví con ella durante un tiempo sabiendo que tan sólo sería por un tiempo, eso me ayudo a salir, así que aquí estoy, aún sigo aprendiendo.

Aún me queda mucho por aprender y aún hay mucho que quiero compartir.

Gracias querida Amiga Auxi por esta oportunidad de estar a tu lado y aprender de este duro proceso. Recuerda que te quiero mucho y que no podemos elegir algunas situaciones. Es como una partida en la que nos reparten unas cartas, esas son las que nos han tocado. Lo único que podemos hacer con ellas es jugar la mejor partida, por tanto elige e intenta la mejor forma para vivir las.

VAMOS, CON PROFUNDO VALOR, FUERZA, VOLUNTAD y CORAJE DE SEGUIR ADELANTE.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s